f

sábado, 20 de octubre de 2018

Thibaut Pinot, ganador del último monumento del año en Lombardia


Se disputó este sábado 13 de Octubre el último monumento del año, fueron 241 km entre Bergamo y Como por un terreno montañoso en sus últimos metros que definieron como vencedor al corredor que se mostraba más fuerte en los últimos días, el francés Thibaut Pinot del Groupama FDJ se alzó con la victoria más importante de su carrera hasta el momento.

En los primeros km una fuga compuesta por Jhonatan Restrepo, Ballerini, Orsini, Tonelli, Sénéchal, Bonnamour, Storer y Marcato animaron la competencia hasta que llegara el momento de los verdaderos capos del día.

En el Muro di Sormano a poco más de 50 km de finalizar la carrera, fue Primoz Roglic el encargado de lanzar los primeros fuegos artificiales y junto a él se unieron Vincenzo Nibali y Thibaut Pinot quienes dieron rienda suelta en sus intenciones de liquidar la competencia.

El colombiano Egan Bernal mostrando no solo grandes capacidades en el ascenso sino en el descenso también logró llegar a la punta para conformar una cuarteta que se antojaba muy fuerte con miras de poder llegar a la victoria.

En el lote principal el favorito para muchos Alejandro Valverde sufría para mantenerse con opciones, junto al murciano corredores como Urán, Bardet, Yates y muchos más veían como se alejaban las posibilidades de triunfo con respecto a los punteros del día.

En el ascenso al Civiglio se define la carrera con un Pinot intratable quien luego de varios ataques logra dejar a Nibali por detrás que para ese momento era el único que podía resistir el paso del francés.

Ya en meta se presenta en solitario Thibaut Pinot logrando una muy merecida victoria rematando un gran final de temporada, en segunda posición ingresa el local Vincenzo Nibali y completando el podio encabezando un pequeño grupo llega Dylan Teuns.

El colombiano Rigoberto Urán finalizó en la cuarta posición siendo el mejor escarabajo con un Egan Bernal en la casilla número 12 culminando una primera temporada World Tour increíble para el de Zipaquirá.

Con este último monumento prácticamente se cierra una gran temporada ciclística y damos gracias a todos nuestros lectores por acompañarnos y los invitamos a estar pendientes de nuestras próximas ediciones donde daremos las principales novedades de cara a la temporada del 2019

Si quieres ver todas las clasificaciones visita http://www.ilombardia.it/en/classifica/


 

Por
Oscar Mauricio Quiñonez




viernes, 12 de octubre de 2018

Giro de Lombardía, el último monumento del año en tierras italianas cierra la temporada ciclística de alta competencia.

La temporada está llegando a su fin y este sábado 13 de octubre con la clásica de las hojas muertas como es conocido el último de los monumentos se cierran las competencias top para los ciclistas World Tour
                                                                                         
La carrera comienza en Bérgamo y se desplaza hacia el sur cruzando la llanura de Bérgamo para escalar la Val Cavallina y llegar a Casazza, donde la ruta se enfrenta a la primera subida al Colle Gallo (763 m). A Colle Gallo le sigue una rápida pendiente que acerca a los pedalistas de Val Seriana a Bérgamo. Aquí, la ruta vuelve a ser plana y conduce a Brianza. Luego, hay un breve pasaje a través de Colle Brianza (533m) y es seguido por una pendiente que conduce a Pescate y Valmadrera. Además, la ruta se traslada a Oggiono cruzando Pusiano y Assio.

Luego, una pendiente en Onno conducirá a Bellagio donde comienza la escalada Ghisallo (754m). El ascenso con un gradiente del 14% presenta un camino ancho y una serie de curvas cerradas. La siguiente pendiente es muy rápida e implica un largo camino recto y termina en Maglio, donde comienza inmediatamente el ascenso de la Colma di Sormano (1124 m). Hay unos pocos kilómetros de inclinación media y unos cientos de metros más tarde comienza el Muro de Sormano (2 km con 15% de inclinación) presentando una carretera estrecha y muy empinada. En esta parte, la carrera cruza un matorral con curvas cerradas y la carretera alcanza gradientes del 25% y 30%. Pasado el Colma hay una pendiente (al principio es una ligera pendiente, luego es exigente con curvas cerradas y una carretera estrecha) en Nesso, donde la carrera toma la carretera costera para llegar a Como.

Entonces, la ruta implica la fuerte subida del Civiglio (613m) con alrededor del 10% de gradiente (observe que hay un estrechamiento significativo de la carretera en la parte superior de la subida). Además, la carrera descenderá y cruzará Como para realizar la última subida corta en la parte inferior de San Fermo della Battaglia. Hay dos zonas de alimentación fija: la primera en San Sosimo (km 92 - 95) y la segunda en Onno (km 163 - 166).

Los últimos 10 kilómetros que comienzan dentro del área residencial de Como presentan grandes caminos hasta el paso subterráneo donde comienza la rampa corta final de 1500 m de inclinación del 5%. Llegado a la rotonda de Largo Ceresio, comienza los últimos 3 km y la pendiente lleva a Lungo Lario.

La pendiente presenta un camino ancho bien pavimentado y se encuentra con dos túneles bien iluminados y dos rotondas. Termina en el último km. A 600 metros de la llegada hay el último desvío a la izquierda. La llegada es sobre asfalto y el ancho de la carretera es de unos 7m.

Para una mejor comprensión del trazado, seguidamente les presentamos la altimetría y planimetría del recorrido

Altimetría



Planimetría


Ultimos km



Detalles de los ascensos



Favoritos al triunfo

Alejandro Valverde: Se acaban los adjetivos para el murciano, temporada para enmarcar para el jefe de filas del Movistar Team quien no termina de sorprender a propios y extraños. Esta semana en la Milano Torino se pudo observar a un Alejandro Valverde probando piernas de cara a Lombardia y lució pletórico, sin duda alguna es el gran candidato a la victoria. El Movistar Team como equipo no parece estar en sus mejores días y ese puede ser el punto débil para el Bala que apuesta todo por una llegada en un grupo reducido al embalaje donde claramente será superior a todos sus rivales.

Rigoberto Urán: El colombiano del Education First está teniendo un final de temporada bastante aceptable logrando muy buenos resultados en las últimas clásicas de preparación para Lombardia, cuenta con un gran respaldo en Woods y Martínez pero debe sacar un mayor provecho ya que como se pudo observar en Tre Valle Varisine a pesar de su superioridad como equipo no manejaron bien la situación.


Romain Bardet: El francés del AG2R en esta campaña viene obteniendo sus mejores resultados en las clásicas, hecho que puede estar cambiando sus objetivos de cara al futuro. Es conocedor de su inferioridad frente a sus rivales más peligrosos en un factible sprint por lo cual deberá probar de lejos.





Thibaut Pinot: Flamante vencedor de la Milano Torino. Su sprint no es despreciable en este nivel por lo tanto actuará con precaución y un poco a la expectativa, en una temporada donde ha vuelto por sus mejores días el francés del FDJ sin duda es uno de los grandes favoritos.





Vincenzo Nibali: Temporada lastrada por su caída en el Tour el Tiburón de Messina actual campeón de Lombardía quiere cerrar por lo grande como lo hizo el año pasado, tiene claro el libreto a seguir, un ataque tardío en el último ascenso y realizar otra de sus demostraciones en el descenso.



Para La Ciclopolémica el ganador será Alejandro Valverde


 

Por
Oscar Mauricio Quiñonez











lunes, 1 de octubre de 2018

Conclusiones de unos maravillosos mundiales de ciclismo en ruta Insbruck 2018


Han terminado los mundiales de ciclismo en ruta y es hora de sacar conclusiones, lo primero que hay que decir es que han sido unos mundiales con un rotundo éxito, tanto en lo organizativo como en lo deportivo.

Para destacar las muy buenas transmisiones con un despliegue total y con informaciones al instante muy precisas, apoyados en señales de helicópteros y motos los realizadores han dejado un punto muy alto en cuanto a transmisiones de ciclismo se refiere.

En cuanto a lo deportivo actuaciones más que sobresalientes, empezando por la CRE donde el Quick Step Floors ha vuelto a ser el Rey de la especialidad superando a los dos equipos favoritos como lo eran el Sunweb de Tom Dumoulin y el BMC de Rohan Dennis y de esta manera remata una temporada fantástica el equipo dirigido por Patrick Lefevere.

Luego vinieron las CRI donde se vieron actuaciones realmente impresionantes, primero el danés Mikkel Bjerg se consagró bicampeón mundial sub-23 mostrando que de cara al futuro será un gran animador de la especialidad en la categoría élite, luego Remco Evenepoel quien en la categoría Junior no tiene rivales, posteriormente vinieron las chicas neerlandesas quienes con Annemiek Van Vleuten, Anna Van Der Breggen y Ellen Van Dijk se tomaron el podio en Insbruck y mostraron al mundo que Holanda es la gran potencia del ciclismo femenino, en la CRI élite masculina en una demostración sobre la cabra de Rohan Dennis, el aussie destrozó los relojes, su victoria no fue sorpresa pero sí con la claridad que la obtuvo doblegando grandes especialistas como Tom Dumoulin por una diferencia impensada para todos.

En las pruebas de ruta en línea vinieron las mayores demostraciones de calidad, primero el jovencísimo belga Remco Evenepoel que después de haber sufrido una caída brindó una demostración de lo que es ciclismo de espectáculo, en solitario tuvo que venir desde atrás superando cuanto rival encontraba por el camino y uno a uno fueron quedando por detrás hasta que llegó a la punta y en solitario se coronó campeón mundial, gran demostración de poderío que pone a todo un país que respira ciclismo como Bélgica a soñar con las gestas prometedoras de este futuro campeón.


Ahora le tocaba a los sub-23 y fue el turno del suizo Marc Hirschi quien apoyado por una excelente presentación de todo el equipo helvético logró coronar el último ascenso en cabeza junto a dos corredores más, ya en el descenso final arriesgó más que sus rivales y logró llegar en solitario al sitio de meta para de esta manera coronarse campeón mundial.

En la categoría élite femenina nuevamente el espectáculo apareció y la neerlandesa Anna Van Der Breggen no se quiso quedar atrás de lo expuesto por el joven Remco y en la penúltima vuelta del circuito dio una demostración de superioridad y fortaleza. Al igual que en las dos pruebas anteriores no necesitó compañía para lograr su objetivo, primero saltando del lote en busca de las fugadas y luego pasando a liderar la competencia en solitaria dejando atrás a todas sus rivales como si fueran simples espectadoras, la última vuelta fue un recital para todos los aficionados que disfrutaban de lo expuesto por esta maravillosa corredera.


Y como postre del banquete del mundial de ciclismo se disputó la prueba élite masculina donde un gladiador de mil batallas llamado Alejandro Valverde a sus 38 años se cuelga la medalla de oro. Coronando así una exitosa carrera que sella con un broche de metal precioso luego de una impresionante demostración de fuerza en el ascenso al mismísimo infierno y otra demostración de sangre fría y manejo excepcional de la situación frente a sus rivales en el sprint final. Como se dijo en la previa de este blog y luego lo contestó Alberto Contador en unas declaraciones, acaso alguien merecía más el oro que Alejandro Valverde?

Final de unos maravillosos campeonatos mundiales de ciclismo en ruta y para todos los que amamos este deporte es hora de brindar por el espectáculo ofrecido por todos y cada uno de los ciclistas que en ellos participaron. Que viva el Ciclismo

 

Por
Oscar Mauricio Quiñonez





domingo, 30 de septiembre de 2018

CAMPEONATO MUNDIAL DE RUTA DE GRAN FONDO EN CARRETERA VALVERDE ALCANZA LA FELICIDAD BAJO EL ARCO IRIS DE LA GLORIA Kufstein - Innsbruck (258.5 km)


El año ciclístico al más alto nivel se puede decir que se cierra siempre el último domingo de septiembre con el Campeonato Mundial de gran fondo en Carretera. Y este año, presenta pocos precedentes semejantes, un recorrido en Austria, con final en la ciudad de Innsbruck después de 258.5 km plagados de dificultades topográficas que convierten a este evento en un acontecimiento histórico para todos los amantes de este deporte.

Un recorrido inicial de algo más de 80 km para unir a la ciudad de Kufstein con Innsbruck, con el ascenso a Gnadenwald que representa el primer esfuerzo de eliminación de corredores que llegan a esta carrera sin haber pertenecido jamás a la élite del ciclismo orbital. De acá en adelante, se ingresa a un circuito de 23 km que se deben cubrir durante seis ocasiones, subiendo un tramo de ocho kilómetros con una pendiente promedio de 5%. Aun así, a los diseñadores del recorrido lo anterior les pareció algo elemental y decidieron añadir un tramo final de 11 km, al inicio de los cuales los sobrevivientes de la competencia tienen que ascender al llamado “Infierno” de Gramartboden, tres kilómetros con pendiente promedio de 12% y rampas hasta del 28%, para finalmente bajar raudamente en busca de las medallas en el punto de meta.

Apenas al inicio de la competencia, una primera escaramuza con seis corredores que logran sacar diferencia sobre el lote, posteriormente llegan otros cinco para completar un grupo de once que alcanzan a capitalizar una ventaja superior a los 19 minutos para iniciar el circuito. La diferencia de los fugados se va diezmando giro tras giro; mientras que Sagan, como era de esperarse, no aguanta el ritmo en cada uno de los repetidos ascensos y finalmente se retira de la competencia.

A dos vueltas del final los cuatro punteros son: Asgreen (Din), Britton (Can), Laengen (Nor) y Van Rensburg (Sud); persiguen Van Avermaet (Bel), Caruso (Ita), Fraile (Esp) y Hnik (Che) a menos de cuatro minutos y quince segundos más atrás, el pelotón. La carrera empieza verdaderamente en este punto, en donde los primeros en sufrir entre los favoritos son: López, Yates, Kwiatkowski y Martin.  El peligroso cuarteto persecutor es capturado por el lote, en donde los dos países que más se dedican a mover la carrera son España e Italia.

En el penúltimo paso por la meta, apenas sobreviven dos de los fugados: Asgreen y Laengen, quienes conservan una diferencia de 2´18” sobre un lote de 65 corredores. Italia es el equipo que pone el ritmo apostando a la victoria de Nibali o Moscon. El camiseta naranja Kruijswijk rompe la hegemonía azul y mueve el grupo, causando un sacudón con el adelgazamiento consecuente del número de integrante del paquete principal. Antes de coronar el último paso por Igls el lote se devora a los dos punteros. En el descenso se lanza Valgren (Din), perseguido por seis corredores que son neutralizados.

Valgren inicia el último ascenso con una ventaja de 30 segundos, Francia pone a sus fichas a tirar del lote en busca de causar estragos sobre los rivales; mientras la ventaja y las fuerzas se le acaban al Danés cuando aparece la rampa de pendiente superior al 20%; allí también Alaphilippe pierde el ritmo del grupo que parece definitivo para la definición de las medallas: Woods, Bardet, Valverde y Moscon, quienes son perseguidos únicamente por el holandés Dumoulin. En la pared se queda Moscon de la punta y se van Canadá, España y Francia en busca de las medallas.

Dumoulin llega a la punta a dos mil metros de meta y se arma un hit de velocidad para la definición en línea de meta. El holandés entregó todas sus fuerzas y se queda sin ninguna medalla, a la vez que el mundo del ciclismo explota de la felicidad al ver como Alejandro Valverde, en la última oportunidad que le da la vida para ser campeón del mundo logra el objetivo. El universo oye el grito eufórico del español que alcanza el premio a todo su trabajo del año y de la vida como ciclista. Todos los amantes del ciclismo abrazan en la distancia al Gran Bala, una vez más el ciclismo por sí sólo hace justicia y pone a quien lo merece en su lugar.

Tal vez el 2019 sea el último año de Valverde en el pelotón internacional, y qué mejor que verlo vestido con la camiseta de la franja multicolor; como en el viejo mito, el gran tesoro de su vida lo encuentra Valverde bajo el Arco Iris de la gloria. No ganó España, ganó el ciclismo. Sólo escribir que la plata fue para Francia con Bardet y el bronce para Canadá con Woods. Nada más. ¡Qué viva el ciclismo! ¡Que viva El Bala!


  
Por:
Carlos  “Pichuco”   Lizcano



viernes, 28 de septiembre de 2018

Campeonato mundial de ciclismo en ruta élite masculino, Insbruck 2018

El próximo domingo 30 de septiembre con la prueba en ruta élite masculina se dará finalización a los mundiales de ciclismo en ruta Insbruck 2018.

Será un trazado de 259,4 kilómetros con 4.670 metros de escalada. La carrera finaliza con un circuito extremadamente duro. A 31 kilómetros, la vuelta final presenta una escalada de 7,9 kilómetros con un 5,7% y una subida de 2,8 kilómetros al 11,5% antes de que los ciclistas se enfrenten a un descenso de 6 kilómetros. Los últimos 2 kilómetros son llanos.

La carrera parte de Endach en Kufstein antes de que los ciclistas se dirijan a un circuito en Innsbruck. El obstáculo más grande se cierne en el kilómetro 57. El Gnadenwald es un ascenso de 2,6 kilómetros al 10.5%.

En el kilómetro 85, los corredores llegan al circuito y, tras el paso en la línea de Rennweg en Innsbruck, tendrán que completar siete vueltas. Las primeras seis vueltas son de 23.9 kilómetros cada una con el ascenso de 7.9 kilómetros hasta Igls. La pendiente promedio es del 5.7% y la rampa más empinada hacia Igls es del 10%.

La última vuelta lleva 7.1 kilómetros adicionales porque los ciclistas abordan el Gramartboden. Siguiendo el último pasaje en Igls, se sumergen en Innsbruck antes de llegar a la poderosa escalada hacia el noroeste de la ciudad. El Gramartboden es de 2,8 kilómetros y tiene una pendiente media del 11,5%, mientras que las rampas más empinadas llegan al 25%. El kilómetro más difícil está en la mitad de la escalada, será un final monstruoso, como si hiciera falta, para un mundial espectacular.

El descenso es de 6 kilómetros en los que los ciclistas pasan el Hungerburg. Los últimos 2 kilómetros de la carrera de ruta en el Campeonato Mundial de Ciclismo 2018 en Innsbruck, Tirol, se disputarán en terreno llano.

Para una mejor comprensión del trazado, seguidamente les presentamos la altimetría y planimetría del recorrido

Altimetría



Planimetría



Ascensos finales



Principales favoritos

En una carrera de este tipo los imponderables juegan un papel de gran importancia pero ajeno a todo eso quien quiera ocupar un sitio en el podio y alzarse con una medalla debe cumplir con ciertos requisitos de manera obligatoria.

Debe llegar en una forma ideal ya que serán más de 7 horas de un gran esfuerzo, deberá ser un muy buen escalador ya que afrontarán casi 5.000 m de desnivel, adicionalmente y teniendo en cuenta que los últimos kilómetros son en descenso debe tener un gran dominio sobre la bici cuando la carretera se inclina para abajo y es muy posible que llegue un grupo reducido a la definición por lo tanto una buena punta de velocidad no sobra dentro de sus cualidades.

Teniendo en cuenta lo anteriormente enunciado los principales nombres que queremos destacar son:

Julián Alaphilippe: 

Independientemente del resultado de este mundial ha realizado una temporada impresionante, confirmando todo lo que se esperaba de él, con grandes triunfos como en la Flecha Valona y etapas en el Tour de France, sus opciones en este mundial están por lo alto ya que ha demostrado un gran poder de sufrimiento cuando ha sido necesario en la escalada, baja como los mejores y tiene un sprint ideal para esta competencia. Su punto débil podría ser una lucha feroz entre los escaladores lo cual sería demasiado duro para él.

Alejandro Valverde: 

Acaso quién merece más un oro mundialista que el Bala? Señor corredor el murciano, que a sus 38 años sigue vigente como todo un chaval. España apuesta todo por Valverde quien desde que se conoció el trazado mundialista no dudó un instante en postularse como favorito, cumple con todos los requisitos para alzarse con el oro, el tipo de escalada es ideal para Alejandro, desciende muy bien y al sprint es temido por todos los escaladores. Su problema radica en las reservas que le hayan quedado en el tanque después de un gran esfuerzo en la Vuelta a España.

Michal Kwiatkowski: 

El polaco, ex-campeón mundial es otro corredor clasicómano, todoterreno, que se defiende muy bien en la escalada, desciende como los mejores y al sprint se enfrenta con cualquiera como lo demostró en una ocasión ganando una Milán San Remo al mismísimo Peter Sagan, al igual que Valverde ha tenido un final de temporada bastante competitivo y es posible que sus reservas estén en rojo.

Vincenzo Nibali: 

El corredor del gran interrogante, tiene marcada la carrera desde inicio de temporada, pero un desafortunado accidente en Alpe d´Huez truncó su preparación. Corrió la Vuelta a España pensando en el mundial y aunque nunca se le vieron las mejores piernas es conocido por todos las capacidades del Tiburón, aún recordamos la gesta que realizó este año en la Milán San Remo con un ataque tardío en el ascenso y un descenso a tumba abierta como solo él los sabe hacer, otro ejemplo a tener en cuenta fue en los olímpicos en Río que una caída lo privó de una casi segura medalla. En contra tiene que después del accidente en el Tour no se le ha visto al 100% pero con Nibali siempre hay que contar.

Rigoberto Urán: 

El de Urrao tiene la oportunidad de su vida, terminó en un pico de forma ideal la Vuelta a España, cuenta con el apoyo del equipo colombiano que subiendo son los más fuertes, bajando se defiende bastante bien y en un posible sprint es muy astuto como lo demostró el año pasado en su triunfo parcial en el Tour de France. Todo lo hace bien pero en nada es el mejor, eso puede ser muy favorable pero en algún momento puede jugar en su contra.

Romain Bardet: 

El francés será un as bajo la manga del equipo galo, todas las miradas estarán concentradas en Alaphilippe y Bardet puede jugar con eso a su favor, si quiere ganar deberá atacar de lejos en el ascenso y tratar de llegar en solitario, para ello recordamos que el francés descendiendo lo hace bastante bien.

Primoz Roglic: 

El esloveno quiere colocar la cereza al pastel, temporada perfecta con grandes triunfos en carreras de una semana, con un Tour de France pletórico donde confirmó todo lo que prometía y ahora en el mundial seguramente irá a por todas, con todo por ganar  y nada que perder, escalando tiene un ataque muy explosivo y en el descenso es temible su fortaleza tal como lo demostró con sus dos triunfos parciales en el Tour, aún siguen vivas las imágenes en nuestros ojos del triunfo el año anterior después de coronar el Galibier y realizar un descenso increíble rumbo a Serre Chevalier.

Este mundial es una carrera impredecible, a estos nombres podemos agregar ilustres como Tom Dumoulin, Simon Yates, Miguel Angel López, Adam Yates, Gianni Moscon, Jakob Fuglsang, Daniel Martin, y muchos más, pero de lo que sí estamos convencidos es que el espectáculo está garantizado y gane quien gane será un justo vencedor, el ciclismo se viste con sus mejores galas y todos estamos invitados a disfrutar de la fiesta.


 
Por
Oscar Mauricio Quiñonez







miércoles, 26 de septiembre de 2018

Rohan Dennis campeón mundial en Insbruck


Con un recorrido de 52.5 km entre las localidades austríacas de Alpbachtal Seenland e Insbruck se disputó la contrarreloj masculina categoría élite de los mundiales de ciclismo en ruta.

Wilco Kelderman fue el encargado de abrir la competencia, con un tiempo de 1:07:23, tiempo que servía de guía para los que posteriormente lucharían por las medallas.

El primero en mejorar el tiempo del neerlandés fue el checo Jan Barta quien lo superaba en 12”, pero no duraría mucho tiempo al frente de la clasificación, el danés Madsen confirmando lo hecho el año anterior y con un tiempo de 1:06:25 pasaba a comandar las acciones.

Todos estamos disfrutando de lo que los pedalistas nos ofrecían, pero teníamos claro que la verdadera emoción estaba en los cinco últimos corredores en partir, y fue así como todos los ojos estaban puestos en el primer punto de cronometraje ubicado en el km 16.6, por allí el australiano Rohan Dennis marcaba el mejor guarismo con una pequeña diferencia de 8” sobre Tom Dumoulin y un poco más alejados quedaban Tony Martin, Víctor Campenaerts y Vasil Kiryienka.

Ahora las emociones se trasladaban al segundo punto intermedio en el km 35 justo después de coronar la exigente subida de 5 km con rampas de doble dígito, todo indicaba que allí Tom Dumoulin sería el más fuerte, pero en el ciclismo una vez más queda demostrado que las cosas no están escritas y por el contrario día a día hay que confirmarlas. Rohan Dennis destrozaba los cronómetros y en pleno ascenso sobrepasaba a Jonathan Castroviejo y con un paso demoledor aumentaba las diferencia frente a todos sus rivales incluido el neerlandés Dumoulin que sufría como nunca encima de la cabra.

En el sitio de meta hacía su arribo Víctor Campenaerts y con un tiempo de 1:04:24 aseguraba un sitio en el podio para reclamar una muy valiosa medalla de bronce, segundos después hace su aparición un intratable Rohan Dennis quien con un tiempo de 1:03:02 se cuelga el oro y deja claro que hoy por hoy es por lejos el mejor exponente en la especialidad de la lucha del hombre contra el reloj.

Finalmente Tom Dumoulin logra salvar la medalla de plata y con un tiempo de 1:04:23 se ubica en el segundo cajón del podio.

El colombiano Rodrigo Contreras finalizó en la casilla 37 a una diferencia de 6´20, demostrando que el ciclismo colombiano que cuenta con un lujo de escaladores, ahora también con grandes velocistas, pero en materia de contrarreloj hay que trabajar muy duro desde las escuelas para poder equipararnos con las grandes potencias de la especialidad.



Por
Oscar Mauricio Quiñonez



martes, 25 de septiembre de 2018

Contrarreloj Elite Masculina Mundiales de Ciclismo en Ruta Insbruck 2018

 Este miércoles 26 de septiembre se disputa la prueba élite masculina de los campeonatos mundiales de ciclismo en ruta en la especialidad de contrarreloj individual, serán 52.5 km arrancando en Alpbachtal Seenland y terminando en Insbruck.

En total los ciclistas se enfrentarán en un terreno ondulado con casi 500 metros de desnivel con un recorrido que presenta una subida en el kilómetro 30.5. La escalada de 4.9 kilómetros tiene una pendiente media del 7.1%.

Los corredores bajan la rampa de salida en Rattenberg, un pueblo que también está incluido en la carrera de ruta. Los pedalistas siguen el Inn Valley hasta que cruzan el río en el pueblo Weer. La ruta continúa en el llano por algunos kilómetros y en Fritzens, con 30 kilómetros recorridos, la carretera entra en un falso llano. La subida a Gnadenwald es de 4,9 kilómetros, mientras que la pendiente media es del 7,1%. El segundo y el tercer kilómetro son los más empinados, con gradientes que apenas están por debajo del 10%.

Después de que los ciclistas rebasan el puerto, la ruta continúa en falso plano hacia Gnadenwald. Todavía quedan 16,2 kilómetros hasta la línea de meta en Rennweg en Innsbruck.

Después del descenso, la ruta llega a un falso llano a 8,8 kilómetros de meta. Cuando falten 6.6 kilómetros afrontaran una sección de 800 metros al 4% que puede hacer mella en sus piernas. El resto de la ruta es plana.

Para una mayor comprensión anexamos altimetría y planimetría de la prueba

Altimetría


Planimetría



Favoritos al Oro

Esta prueba parte con dos claros candidatos a ocupar el puesto más alto del podio, el actual campeón mundial el Neerlandés Tom Dumoulin y el australiano Rohan Dennis dominador de las cronos a lo largo de la temporada.


Será un auténtico duelo entre especialistas, cada uno tiene sectores donde puede inclinar la balanza a su favor, Dumoulin con mayor potencia en la escalada tratará de sacar la mayor cantidad de segundos a su favor en esos 5 km con pendientes de más del 7% y por otro lado Dennis ha demostrado cierta superioridad en el terreno llano donde hará ver sus habilidades al resto de contrincantes.


Aparte de los dos corredores ya mencionados que parten con las apuestas a su favor también tenemos nombres ilustres que dejarán todo en la carretera por ocupar un lugar en el podio, debemos esperar una buena actuación de Jonathan Castroviejo, Vasil Kiryienka, Nelson Oliveira, Michal Kwiatkowski, Tony Martin, Víctor Campenaerts, Wilco Kelderman, Stefan Kung, Bob Jungels y por parte de Colombia se tendrá la representación con Rodrigo Contreras ganador de las dos cronos en la Vuelta a su país.


 
Por
Oscar Mauricio Quiñonez

Thibaut Pinot, ganador del último monumento del año en Lombardia

Se disputó este sábado 13 de Octubre el último monumento del año, fueron 241 km entre Bergamo y Como por un terreno montañoso en sus úl...